Wesser, un trabajo que marca la diferencia

Equipo Wesser en la sede de ValladolidEn Wesser, muchas personas añaden a su haber una experiencia laboral inolvidable. Creemos que el talento en el trabajo es una cuestión de actitud; y por ello, nos gusta crear oportunidades y apostar por la formación como principal motor de la motivación, siempre desde una perspectiva innovadora y diferente. Ejemplo de ello son las actividades desarrolladas por los chicos de Valladolid, que además de visitar la sede local de Cruz Roja, han puesto en práctica un taller de automotivación que ha marcado un antes y un después en su carrera en Wesser.

“El taller de automotivación fue muy ameno y dinámico. Aprendimos muchas herramientas para mantener la actitud y la confianza en nosotros mismos, saber automotivarnos cuando la cosa se tuerce, ser conscientes de nuestras emociones y saber gestionarlas para tener un día productivo, darle la vuelta a los problemas que tenemos y darnos cuenta de lo importante que es ser positivos con nosotros mismos y con los demás.”

Es la opinión de Carol, quien disfrutó de esta jornada formativa. Ella ha valorado especialmente la oportunidad de profundizar en la relación con sus compañeros. Gracias a esta actividad, ha hecho piña con el resto del equipo, consolidado sus valores y fortalecido las formas de trabajo en consonancia con los principios de una de nuestras partners, Cruz Roja Española.

“Me ha encantado la visita a la sede. Te ayuda a sensibilizarte con la causa y a que la podamos transmitir desde el corazón. Me resultó abrumadora la cantidad de ancianos que se sienten solos, y me encantó ver cómo Cruz Roja lucha por acompañarles y sacarles de esa soledad. Después de explicarnos la videoasistencia, los talleres de memoria y el localizador de personas LOPE (teleasistencia adaptada para personas sordomudas), la ONG nos dijo una frase que me pareció que resumía todas estas ayudas: Sabemos que estamos invirtiendo mucho dinero en tecnologías para llegar a colectivos pequeños, pero si no lo hacemos nosotros, no lo va a hacer nadie. Y estas personas también necesitas comunicarse y sentirse arropadas.”

Además, la posibilidad de entrar al albergue que Cruz Roja ampara en la localidad se ha convertido en una experiencia única para los miembros del equipo. Han podido sentir a través de otra piel y mirar a través de una óptica muy distinta a la que viven en su día a día como captadores de socios. El hecho de ponerse en situación ha enseñado a nuestros chicos a “valorar el poder hacer tu rutina diaria y tener tu espacio personal, ya que las personas que están allí no tienen intimidad: se tienen que lavar y despertar según el horario marcado, esperar una gran cola para ir al baño y hasta coordinarse para hacer las camas. […] Te planteas muchas cosas y ves lo afortunada que eres por poder hacer una vida normal.”

Carol, como todos y cada uno de nuestros miembros, nos ha ayudado a crear unas líneas de acción que marcan la diferencia y nos distinguen en el sector del fundraising face to face. Gracias a personas como ella, Wesser es un lugar en el que crecer y trabajar por una causa común. Gracias a equipos como el suyo, nuestro futuro es el de todos.

[Atrévete a conocer más sobre nuestra historia de colaboración con Cruz Roja.]