“Wesser es más que la familia que te cuida”

Encontrar un equilibrio entre la vida personal y la vida laboral es posible si contamos con un trabajo que nos deje tiempo para dedicarnos a nosotros mismos. Marta, que entró a trabajar en Wesser como captadora de socios para organizaciones no gubernamentales porque necesitaba un trabajo compatible con los estudios que desarrollaba en ese momento, es un claro ejemplo de ello.

Parece que fue ayer cuando hizo sus primeros socios. Sin embargo, ha llovido mucho desde aquel año 2006, y su trayectoria se ha convertido en un referente de promoción interna y crecimiento personal. A día de hoy, además de coordinar los equipos de captación en Madrid y Guadalajara, vive la gran experiencia de ser madre. Para Marta, “Wesser es un trabajo que demanda mucho pero que da la libertad de organizar ese tiempo y espacio como mejor nos convenga. […] Esa cierta flexibilidad ayuda a la hora de tener o formar una familia”.

Equipo de captación de socios Wesser para la Asociación Española contra el Cáncer

Wesser es un trabajo estable que nos permite prosperar en todos los sentidos, “que nos valora y en el que todas las personas pueden influir”. En nuestra labor diaria, mejorar es cuestión de adoptar una “actitud adecuada y saber mostrar lo mejor de nosotros mismos”.

►CONSULTA NUESTRAS OFERTAS DE EMPLEO◄

Con el paso del tiempo, nos damos cuenta de que si queremos lograr un cambio, nuestro comportamiento debe ir de la mano con las metas que nos hemos marcado y con los sueños que nos quedan por cumplir. Es entonces cuando tomamos conciencia de que la calidad de nuestro día a día depende del grado de compromiso que adquiramos tanto con nosotros mismos como con los demás. Este progreso se alcanza desde la exigencia y la ambición, valores con los que Marta se identifica.

Nadie se plantea ser captador de socios de buenas a primeras. Sin embargo, igual que le sucede a Marta, muchos hemos encontrado en Wesser los motivos que nos hacen levantarnos cada mañana con ganas de mejorar. Disfrutamos más de nuestro trabajo y nos volcamos con la rutina diaria cuando nos dedicamos a algo que realmente nos interesa.

Tal y como nos cuenta la coordinadora de la zona centro, esta implicación cobra especial sentido en nuestro trabajo porque vemos reflejadas las dificultades de la gente en los proyectos de las ONG con las que nos involucramos. El hecho de trabajar en un sitio “en el que sabes que tu granito de arena lo estás aportando para que las personas más desfavorecidas puedan tener sus ayudas motiva a seguir”. Esta recompensa, más allá del aporte material que conlleva la remuneración económica que nos ganamos todos los meses, nos hace sentir plenos, una pasión que termina por contagiarse al resto de los captadores.

En palabras de Marta, “Wesser es más que la familia que te cuida. Wesser es un entorno agradable. Es preocuparse por los demás. Es hacer las cosas con profesionalidad. Es poder crecer. Es tener estabilidad. Es disponer de recursos económicos para seguir progresando.

Te da más que eso. Te da la libertad y las herramientas necesarias para que tú fluyas en tu forma de ser y te desarrolles como persona y profesional. Ojalá todas las empresas se preocupasen más por sus trabajadores, por su estabilidad económica y porque puedan compatibilizar sus vidas con el trabajo.”