#YoApagoPor

Este año, la Hora del Planeta llega a su 12º edición. El 24 de marzo miles de ciudadanos de todo el mundo se movilizarán para luchar contra el cambio climático, para exigir a los gobiernos que tomen medidas contundentes y pongan en marcha las que ya existen, para evitar el calentamiento global y, sobre todo, para sensibilizar a todos aquellos que aún piensan que es un problema que no va con ellos o que no se puede hacer nada.
Este año, bajo el lema #YoApagoPor, WWF nos invita a reflexionar sobre cómo el cambio climático afecta nuestra vida cotidiana.

El cambio climático no entiende de fronteras, ni tiempos; y afecta por igual a humanos, animales y plantas. Cada año que pasa, escuchamos en las noticias que el año en curso es el más caluroso o el más seco desde que se tienen registros, que los incendios se prolongan a fechas inusuales, que las olas de calor son más largas y duras, o que los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos.

Lo anterior nos hace darnos cuenta de que el cambio climático es real, y que el deterioro del medio ambiente tiene consecuencias importantes en nuestra vida diaria y va más allá de la pérdida de vida salvaje o islas lejanas. En las últimas jornadas formativas del equipo Wesser, Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España, puntualizaba que el cambio climático nos afecta y mucho. “Las poblaciones con menos recursos serán las más vulnerables a la pobreza energética y al frío y al calor extremo en verano porque su capacidad de adaptación a los cambios (resiliencia) será menor. La gente que vive en zonas boscosas sufrirá más incendios y, en el caso de los agricultores, verán reducida el agua disponible para sus cultivos”. Todo esto ya está ocurriendo, y por ello urge movernos.

Wesser trabajando en La Hora del Planeta 2017

¿Dónde nos encontramos?

Estamos en un momento crucial, en el que tenemos acelerar el cambio. En ese sentido, el trabajo de WWF Internacional se centra en recudir las emisiones de CO2 entre 2020 y 2030 para lograr que bajen las emisiones de gases tipo invernadero. Al mismo tiempo, se necesita promover la biodiversidad el planeta, que actualmente tampoco deja de bajar.

Estamos en un momento importante, en el que contamos con herramientas suficientes y acuerdos internacionales para luchar contra el cambio climático. Como por ejemplo, el Acuerdo de París, que ofrece unas bases sólidas para cambiar el modelo energético actual y promover el uso de energías limpias. Otro ejemplo son los Objetivos de Desarrollo Sostenible; en los cuales, por primera vez, se articula una hoja de ruta mundial que contempla la defensa del medio ambiente, el uso de energías asequibles y no contaminantes, la lucha contra la pobreza y la igualdad de género, entre otros puntos.

Los acuerdos, los tenemos, y como enfatiza WWF, ahora hay que seguir trabajando para que exista la voluntad política para ponerlos en marcha y lograr que se cumplan.

Además de los acuerdos internacionales, en la actualidad también tenemos la movilización social, cuyos elementos más importantes son la conexión y las redes sociales. La conexión ha supuesto un cambio importante en el intercambio de información. Todo lo que hacemos, en cualquier lugar el mundo, puede ser observado; y todos pueden opinar o compartir. En este sentido, las redes han supuesto una auténtica revolución para la defensa del medio ambiente.

¿En que nos afecta el cambio climático?

Las subidas de las temperaturas debidas al cambio climático pueden (1), (2):

  • Poner en riesgo toda la huerta de Valencia, Murcia y los cultivos de la franja mediterránea de cítricos vides y olivos; siendo especialmente relevante en estos tres cultivos por su importancia económica, social y cultural.
  • Aumentar las temperaturas en zonas urbanas. La absorción de calor por el asfalto o los cristales supone que, en una misma latitud, dentro de una ciudad, el aumento de la temperatura media sea el triple que a las afueras, generando lo que se conoce como “isla de calor urbano”.
  • Aumentar la frecuencia e intensidad de los fenómenos climáticos extremos, como sequías, huracanes e inundaciones.
  • Pérdida de suelo fértil, lo que provoca el éxodo a las ciudades debido a las crisis de la agricultura. Esto, a su vez, generará una sobreexplotación de los recursos naturales cercanos a las ciudades, agravando el problema.
  • Aumentar el nivel del mar provocando que las zonas costeras se inunden y desaparezcan.

Por ello, este año WWF nos invita a decir #YoApagoPor aquello que valoramos y no queremos que desaparezca. Apago para seguir disfrutando de la playa, de las estaciones, de la vida silvestre, de nuestros bosques, mares y ríos; apago para evitar la desertificación de nuestro suelo; apago para evitar que desaparezcan las naranjas de Valencia. Sin duda alguna, apago para conectar con nuestro planeta. Este 24 de marzo, WesserApagaPor escribir juntos el futuro mejor de nuestro planeta. Y tú, ¿por qué apagas?

Si quieres conocer qué puedes hacer para reducir tu huella ecológica y combatir el cambio climático, puedes poner en práctica los consejos que ofrece WWF AQUÍ.
¿Te gustaría formar parte del equipo Wesser y trabajar para WWF?
Déjanos tus datos AQUÍ.

═══════════════════════════════════════════════════════════════════════════════════════════════════════

Bibliografía

(1) WWF. Cambio climático y soluciones. [https://www.wwf.es/nuestro_trabajo_/clima_y_energia/cambio_climatico_y_soluciones/]

(2) El cambio climático en España: impacto y consecuencias. [http://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/2017/10/el-cambio-climatico-en-espana-impacto-y-consecuencias]