En los desplazamientos de trabajo, tú eliges

Con la llegada del verano, incrementamos los desplazamientos por campañas; lo que extiende el uso de vehículos automóviles para llegar al lugar de trabajo. Por ello, conviene que conozcamos, entre otras recomendaciones de salud y seguridad laboral, la relevancia del cinturón de seguridad. Es uno de los inventos que más vidas ha salvado, pues puede dividir entre nueve la probabilidad de fallecimiento en un choque frontal si se coloca bien.

Como dato a tener en cuenta, os diremos que, a tan solo 40 km/h un accidente de coche puede ser mortal si la persona impacta contra la luna delantera. Además, si la persona tiene un peso medio de 70 kg, genera un choque hacia delante con una fuerza de hasta 3000 kg.

Es en los trayectos cortos donde más accidentes de coche se producen. Por ello, el uso del cinturón de seguridad es de suma importancia y obligatorio, tanto en los asientos delanteros como en los traseros, y en cualquier momento, por muy próximo que esté el destino.

Arnés del cinturón de seguridad del coche

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el efecto submarino, que consiste en que si el cuerpo no está correctamente sujeto por el cinturón, presiona el asiento hacia abajo y se desliza por debajo de la banda horizontal del mismo, provocando un impacto contra el volante o contra cualquier otro objeto cercano. Para que no se produzca, el asiento debe estar dispuesto en un ángulo de casi 90 grados, no demasiado inclinado y sin sistemas aislantes de bolas o cualquier otro complemento instalado. Igual de importante es la adecuada colocación del cinturón de seguridad, por lo que desde Wesser queremos facilitarte algunos consejos sobre su empleo:

  • Colócate la banda horizontal de seguridad lo más abajo posible. No debe situarse sobre el abdomen.
  • La banda diagonal tiene que sujetar bien el hombro, apoyándose sobre la clavícula y no sobre el cuello, pues puede producir daños muy graves en caso de accidente.
  • Debes comprobar que no se haya quedado enrollado o enganchado porque puede ser peligroso y pierde eficacia en la protección.
  • Tiene que ceñirse bien al cuerpo, por lo que no se deben utilizar pinzas o ropa demasiado voluminosa.
[Tú eliges, una campaña de la Dirección General de Tráfico.]