Desplazamientos de verano con visión en la conducción

Con la llegada del verano y el incremento de campañas en Wesser, nuestros captadores realizan desplazamientos de trabajo en los que hay que tener en consideración los consejos de seguridad vial que venimos señalando en anteriores publicaciones. En este caso, daremos unos matices de seguridad laboral en relación al binomio visión y conducción.

Carretera vista desde el interior de un vehículo

Cuando cogemos el coche, debemos tener en cuenta que el 90% de la información la recibimos a través de la visión, por lo que las condiciones visuales son determinantes para una conducción buena y segura.

Durante la noche, conviene recordar que nuestra capacidad de visión en la conducción se reduce un 70%, y que nuestra visión de profundidad es siete veces menor, por lo que nuestra capacidad de distinguir objetos y a qué distancia están, merma. Además, nuestro ángulo de visión disminuye aún más por la noche conforme aumenta la velocidad. Como consecuencia, el 40% de los accidentes mortales de tráfico se producen durante la noche.

Por ello, y con el fin de evitar cualquier tipo de incidente, queremos dejaros algunas recomendaciones prácticas en materia de prevención de riesgos laborales para los trayectos nocturnos:

  • Si a pesar de llevar gafas de sol, sufres un deslumbramiento mientras conduces, no respondas frenando bruscamente. Reduce poco a poco la velocidad hasta que te adecues a las condiciones de visibilidad.
  • Durante la noche, es importante moderar la velocidad y aumentar la distancia de seguridad.
  • Utiliza el alumbrado al menos una hora antes de la puesta de sol.
  • Haz un uso adecuado de la luz de cruce y carretera para evitar deslumbramientos a otros conductores. Si eres tú el que sufres deslumbramiento debido a los faros de coches que vienen de frente, gira ligeramente la vista a la derecha.
  • Evita conducir con las luces interiores encendidas, ya que la diferencia de contrastes entre el interior y exterior del vehículo te reducirá visión.
  • Para evitar el deslumbramiento, lleva limpio y sin ralladuras el parabrisas y las gafas, si usas.
[Si buscas más directrices, consulta las instrucciones que nos da la Dirección General de Tráfico para este verano.]