Consejos para una conducción segura en moto

El traslado al puesto de trabajo es una parte importante de nuestro día a día, por lo que elegir un medio en el que nos sintamos a gusto es esencial a la hora de desplazarnos. La moto es un vehículo fácil de manejar si tenemos que evitar atascos y encontrar aparcamiento, de bajo consumo y poco impacto ambiental; y realizando una conducción segura, puede convertirse en una buena elección.

La protección, tanto del piloto como del pasajero, es fundamental en el transporte en motocicleta; siendo la cabeza la parte más frágil y en la que más lesiones se producen. El casco es el mejor elemento de protección para motoristas descubierto hasta el momento porque…

  • Evita los golpes directos de la cabeza con el pavimento, otros vehículos o elementos contundentes.
  • Nos protege de la penetración de objetos extraños en la cabeza, como piedras, hierros o insectos.
  • Absorbe parte de la energía del impacto y la distribuye por toda la estructura.
  • Evita la abrasión que sufrirían la cara y la cabeza al arrastrarse por el pavimento.

Motociclista en carretera secundaria

Desde Wesser te recomendamos usar un buen equipamiento

  • El casco es la prenda protectora más importante. Ten en cuenta que los cascos integrales, que también cubren cara y mandíbula, son más seguros que los convencionales, que solo resguardan la cabeza. Para saber si el tamaño del casco es el adecuado, con él puesto, muévelo con las manos de un lado a otro. Debes notar que la piel se mueve con el casco; si “baila”, la talla es demasiado grande.
  • La ropa especial protege del frío y las caídas.
  • La espaldera protege de las lesiones de columna.
  • Los guantes son fundamentales porque las manos son lo primero que se pone en caso de caída.
  • Las hombreras, coderas y rodilleras están integradas en el traje y hechas de material plástico acolchado y elástico para facilitar el movimiento.
  • Las botas tienen protecciones en las espinillas y los tobillos.

Otras indicaciones de seguridad vial

  • Hazte ver. Utiliza casco e indumentaria de colores claros, lleva la luz de cruce siempre encendida, no circules en los ángulos muertos de otros vehículos y señaliza siempre para avisar al resto de conductores de tus maniobras.
  • Extrema la precaución cuando circules con un acompañante, cuyos movimientos pueden desequilibrarte. Piensa que el peso del conjunto es mayor, el centro de gravedad puede variar y la distancia de frenado se incrementa sensiblemente.
  • Si hay retenciones, no zigzaguees entre los demás vehículos. Puedes encontrarte con un cambio de carril intempestivo o una puerta que se abre en tu camino.
  • Utiliza maletas o alforjas adecuadas para el transporte de carga y no sobrepases el peso máximo permitido. Nunca lleves nada a la espalda, pues podría agravar seriamente las lesiones en caso de caída.