¿Cómo vestir en una entrevista de trabajo?

Wesser-entrevista-de-trabajo-ropaEn una entrevista de trabajo, la imagen que damos de nosotros mismos formará parte de unas primeras impresiones decisivas a la hora de conseguir el puesto de empleo al que aspiramos. Ser uno mismo en una entrevista de trabajo es esencial; pero también lo es transmitir profesionalidad y fiabilidad, siempre en línea con la propia imagen de la empresa. Por ello, los consejos que desde Wesser te brindamos en esta ocasión, lejos de pretender ser rígidos, buscan adaptarse al estilo de cada uno para aportar un valor agregado a lo que se quiere comunicar.

  • Las dos normas principales son presentarse aseado y cuidado a la entrevista de trabajo y personalizar la imagen
  • Conviene que te vistas como si ya trabajases en la empresa, para lo cual necesitarás averiguar su cultura y código de vestimenta: ¿es de corte tradicional o creativo?
  • Acude a la entrevista de trabajo solo un poco más elegante de lo esperado. Ir muy informal puede generar una imagen personal incorrecta, pero también puede hacerlo asistir de punta en blanco y desentonar.
  • Utiliza ropa discreta, sobria y pulcra, evitando las manchas y los zurcidos.
  • Por lo general, es recomendable llevar camisas en lugar de camisetas y zapatos cerrados en lugar de calzado abierto. Asimismo, deben primar la sencillez y los tonos neutros, tanto en el vestuario como en el perfume, el maquillaje y los accesorios.
  • El azul es un color que transmite confianza y fiabilidad a la par que una importante sensación de fuerza. Por otro lado, si decides vestirte con alguna prenda negra, te recomendamos suavizar el color combinándolo con otros tonos más alegres.
  • Juega con los contrastes, pues generan una alta sensación de fuerza. Sin embargo, los choques de color no deben ser excesivamente bruscos.
  • Agrega un cuaderno o una libreta a tu look. Recoger breves anotaciones durante tu entrevista te hará sumar puntos.
  • No repitas vestuario en una segunda entrevista de trabajo.
  • Y, sobre todo, siéntete cómodo. Proyectarás mayor credibilidad si te muestras seguro de ti mismo.