Lenguaje no verbal, básico en una entrevista de trabajo

¿Cómo usar el lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo?

A veces nuestros gestos hablan mucho más que nuestras palabras, pudiendo incluso contradecirlas. Saber qué dice nuestro lenguaje corporal es fundamental, especialmente en situaciones tan importantes como un trabajo o una entrevista de trabajo.

Está comprobado que al menos el 65% de lo que contamos lo narramos a través del lenguaje no verbal, compuesto por elementos tales como posturas, movimientos, miradas, el tono de voz o la velocidad al hablar. Por ello, en Wesser queremos ayudarte a descubrir cómo causar una buena impresión y tener éxito en una entrevista de trabajo.

  • WesserTrabajoLa imagen es primordial. Cuidar el aseo, la vestimenta y las formas son cuestiones básicas para solicitar empleo porque mejoran la impresión que generamos.
  • Respeta el espacio interpersonal tanto con la persona que te entrevista como con el resto de candidatos llamados a la entrevista de trabajo. No todo el mundo gusta del contacto físico, por lo que desaconsejamos llevarlo a cabo de forma injustificada. Sin embargo, saludar con un firme apretón de manos transmite seguridad y confianza a tu interlocutor.
  • Exprésate con naturalidad y soltura. Complementa tu discurso ayudándote con las manos o la cabeza, siempre sin gesticular en exceso.
  • Sonríe en su justa medida y mantén un contacto visual suave tanto con el entrevistador como con el resto de entrevistados. No es bueno llegar a intimidar o favorecer una postura demasiado agresiva.
  • Vigila tu pose y tu actitud. Adopta una postura erguida, coloca los hombros en línea con la espalda, no cruces los brazos ni las piernas, no agaches la cabeza y no mires el reloj. Cuando te sientes, es recomendable que intentes ocupar todo el espacio disponible e inclines la espalda ligeramente hacia delante.
  • Modula tu tono voz. Súbelo y bájalo en función de lo que trates de transmitir y utiliza las pausas de manera adecuada. Recuerda que un volumen bajo de voz crea expectativa pero también suscita sensación de excesiva timidez a la hora de encontrar trabajo.
  • No muestres signos de nerviosismo con movimientos tales como rascarse la nariz, colocarse el pelo o menear los pies.
  • Apaga el móvil desde el preciso momento en el que entres a la empresa. Debes centrarte y mantener la atención aunque tengas que esperar. La seriedad es básica porque es muy probable que estemos siendo observados desde minuto cero.

Comments are closed.